S.B.H.A.C.

Sociedad Benéfica de Historiadores Aficionados y Creadores

Memoria Introducción Carteles Fuerzas Personajes Imágenes Bibliografía Relatos Victimas Textos Prensa Colaboraciones

CRISTINA CALANDRE HOENIGSFELD

Enlaces

   LA JUNTA PARA AMPLIACIÓN DE ESTUDIOS EN LA ZONA REPUBLICANA  DURANTE LA GUERRA CIVIL.


ACLARACIÓN  SOBRE EN QUÉ INSTITUCIONES RESIDÍA LA LEGALIDAD.

 

El Dr. Luis Calandre.“Querida madre: Tengo ahora un poco más de ocupación por haberme nombrado subdelegado en Madrid de la Junta para Ampliación de Estudios. Esto no me parece que haya de darme mucho quehacer”.

Así escribía el Dr. Luis Calandre Ibáñez, a  su madre Mariana Ibáñez, mientras según continua en dicha carta escribiendo ”..Son las nueve y media de la noche y mientras le estoy escribiendo trepidan los cristales de casa con el estallido de los obuses que están tirando en el barrio. Lástima  que estropeen  esta noche tan clara y no sea posible asomarse al balcón”  (1)

En la primera mitad del siglo XX , a pesar de la oposición de la Iglesia, la Banca y el Ejercito, entre otros poderes, España comenzó la  época más modernizadora, con conjunto de reformas necesarias de las cuales la JAE fue su principal   artífice. Con ella se creo en 1907 un marco institucional para la promoción de la ciencia y los intercambios científicos con los centros de investigación del extranjero. Se crearon  institutos y laboratorios de investigación en España a la vez que se llevo a cabo un amplio programa de “pensionados en el extranjero”.

Las versiones historiográficas más extendidas sobre la historia de la JAE ignoran que dicha Institución continuó su existencia hasta  el final de la Guerra Civil Española, con un grupo de sus pensadores al frente. Se suele relacionar indebidamente un Decreto del 19 de Mayo de 1938 emitido por el Gobierno ilegítimo de Burgos con la abolición de la JAE. Dicho decreto traspasaba al Instituto de España y a las Universidades los servicios de la JAE ( 2).Durante  la contienda se trató y consiguió evitar el desmoronamiento total del edificio científico construido por la Junta. Y aunque en esa época fueron ministros de Instrucción Publica y Sanidad de los que dependía la JAE , Jesús Hernandez , del partido comunista (teniendo de Subsecretario de Instrucción Pública a Wenceslao Roces y de Subsecretario de Sanidad al Dr.  Juan Planelles, ambos pensionados por la JAE), y en el último año Segundo Blanco de la CNT, un grupo de científicos  e intelectuales , del entorno de la Institución Libre de Enseñanza y la JAE  se esforzaron en mantener viva la llama de la principal institución científica española que con tanta dificultad y dedicación se había estado tejiendo desde 1907.

Afortunadamente un abundante material que se encuentra en el Archivo de la JAE-Residencia de Estudiantes, desde hace tiempo y  actualmente digitalizado  al alcance de cualquier persona interesada a través del Archivo Virtual de la Edad de Plata -1898-1936. (unos 300 documentos de 1937y unos 200 de 1938 , así como unos pocos de 1939)demuestran que la JAE siguió funcionando, eso si , muy disminuida en sus actividades., en la zona Republicana. entre Madrid, Valencia y Barcelona. También hay  documentos oficiales de esa época en el  del Museo Nacional de Ciencias Naturales, en el Instituto Cajal y otras instituciones.

Son numerosos los documentos  que nos hablan de esa “época heroica” para la JAE., que no están  resignados a que “la Obra “ como la llamaban , se extinguiera. El Sr. Rafael Lapesa el 9 de Julio de 1938 le escribe en una carta  al Sr. Rubén Landa:”..se me ocurre pensar si el mismo Sr. Calandre que ha conseguido restablecer la pulcritud más exquisita en la Residencia ,o el Sr. Moles, querrían encargarse de esa Subdelegación..”(3)

En este sentido se  pronunciaba el Dr Luis Calandre Ibáñez al  ser nombrado representante de la JAE en Madrid por su Secretario Tomas Navarro Tomás  en Octubre de 1938:”.

Querido amigo: Con sorpresa he recibido  su comunicación designándome Subdelegado de la JAE en Madrid. Acepto este cargo , agradeciéndole  su estimación hacia mi problemática capacidad para él, ya que en las actuales circustancias, no se  ha de rehusar ninguna colaboración , sobre todo para la obra como la que la Junta desde tantos años viene haciendo.(4).

Esta subdelegación en Madrid de la JAE tenía  como misión principal servir de enlace entre los organismos dependientes de la Junta y la Comisión Delegada. La primera actuación fue reunir a los   directores de los Centros (Dr. Tello, del Instituto Cajal, Sr. Zulueta del Museo Nacional de Ciencias, Benito Sánchez Alonso del C.E.H, Sr. Barianaga  del laboratorio de Matemáticas), para solicitarles la relación de personal que trabaja en dichos centros y que por no pertenecer a ninguna plantilla de funcionarios civiles no cobraban  el subsidio de guerra. (5)

Un rápido examen a quienes son los protagonistas de dicha “proeza”  que con su valor mantuvieron viva la llama  de la JAE, nos muestra que son tanto personas vinculadas a las Humanidades , como a las Ciencias.

Destaca por su actividad y empeño Tomás Navarro Tomás. Ayudante de fonética del Centro de Estudios Históricos,(centro creado por un grupo de filólogos que situaron a la filología española a la vanguardia de la europea encabezados por Menendez Pidal, hombres como Américo Castro, Homero Serís , Solalinde, Salinas, Dámaso Alonso, Rafael Lapesa , entre otros .)

Fué Tomás Navarro  director de la  Biblioteca Nacional durante la II República, en 1935 ingresó en la Real Academia de la lengua. Creación suya fue el original “Archivo de la palabra”, en donde guardó las voces de Azorín, Baroja,Cajal, Menendez Pidal, Ortega, Palacio Valdes, Valle y tantos otros. También colaboró en la selección de voces , formas dialécticas y canciones populares que hizo junto a R. Menendez Pidal y Eduardo Martínez Torner (Archivo de canciones populares).

Durante la  toda la Guerra Civil el  Centro de Estudios Históricos (C.E.H)   y la JAE, que en Noviembre de 1936 se habían trasladado a Valencia, y posteriormente  a Barcelona , mantuvieron una continuidad en sus publicaciones y proyectos, salvando muchos de los valiosos documentos, de los que se citan en las cartas .Junto a Tomás Navarro estaban durante el periodo , entre otros , bien como colaboradores ó como integrantes de la JAE: Dámaso Alonso, (filólogo), Manuel Gómez Moreno (arqueólogo ), Antonio Fernández Navarro, Rubén Landa (Profesor de la Institución Libre de Enseñanza),Rafael Lapesa, (filólogo), Benito Sánchez Alonso (filólogo),Claudio Sánchez Albornoz( catedrático de Historia de España, muy preocupado por papeles relativos a los ”Monumenta”, depositados en la Universidad de Burdeos, Luis Alvarez Santullano, secretario de las Misiones Pedagógicas y profesor de pedagogía .

Siguen publicándose con más ó menos sobresaltos,  la ”Revista de Filología”, “Emérita”, libros como “Las Cruces”, “cartas de Plinio “, etc. Todo ello en medio de una escasez de papel que dificultaba  mucho las cosas, tema que aparece recurrentemente en la correspondencia. Nos  puede ilustrar  sobre este problema  del momento esta carta: ”..Querido Tomas , quiero sacarte cuanto antes del asombro respecto a la publicación de la Revista de Filología Española, que se maravilla usted, porque en ello no ha habido nada de taumaturgia… los taumaturgos han sido los de la imprenta que han desterrado ese magnífico papel en el que salía siempre la revista.. así que no solo aparecerá muy pronto el 2º cuaderno de 1937, sino que saldrá con la misma presentación que antes de la guerra …. en total calculo un cuaderno de 120 a 130 páginas, y si a usted le parece , se puede poner una media página suelta que diga” vencidas las dificultades que parecían insuperables , la Revista de Filología Española reanuda su publicación“ (26 de Septiembre de 1938)( 6)

Por el lado de las Ciencias, hay que hablar , entre otros, del Dr. Luis Calandre Ibáñez, que debido a su puesto como director del Hospital de Carabineros en la Residencia de Estudiantes en Madrid durante la Guerra Civil,  es elegido para coordinar una Subdelegación en Madrid de la JAE.   Discípulo de Cajal y Achúcarro, y vinculado a la Institución Libre de Enseñanza   , a la JAE como director del Laboratorio de Anatomía Microscópica  y a la Residencia de Estudiantes, , fué el  introductor de la moderna cardiología en España.

Antonio de Zulueta, .Jefe del laboratorio de Biología, creado en 1913 por el Museo de Ciencias Naturales con ayuda de la JAE, alcanzó renombre con su descubrimiento de los genes X e Y en la Phitodecta Variabiles. Su vida activa en dicho laboratorio se extiende a lo largo de veinticinco años que van desde 1914 a 1939(7). Fue el responsable del traslado de piezas y libros del Museo de Ciencias a lugares seguros dentro de la capital.

José Royo Gómez , profesor del Museo Nacional de Ciencias Naturales , fue discípulo de Ignacio Bolivar, relacionado con la  Institución Libre de Enseñanza, estuvo dedicado a la investigación  geológica y paleontológica  desde 1917. Fue Vicesecretario de la JAE en  la parte final de este difícil periodo. A el se debe , dada la afición a la fotografía la última foto en España de A. Machado el 25 ó 26 de enero de 1939 en Raset , cerca de Gerona, en dicha foto se encuentran, Antonio Machado, José Machado, José Sacristán, Enrique Rioja, y Juan Roura. Todos , con sus familias partieron al exilio.

Francisco Tello, principal discípulo de D. Ramón y Cajal, y continuador de su obra. Sucedió a su maestro en 1926 en la cátedra de Histología y Anatomía Patológica. En  1934 fue nombrado Director del Instituto Cajal, cargo que desempeñó durante toda la  Guerra Civil. Nombrado Vocal del Consejo de Administración de la “Fundación Nacional de Investigaciones científicas y Ensayos de Reformas “, (cuyo presidente era Tomás Navarro Tomas  y los vocales  Besteiro, Ots, Tello, A. Madinaveitia, Trias y Secretario Iscar), el 26 de Marzo de 1938.

El 15 de Noviembre de 1938 , el Vicesecretario de la JAE escribe a Tello ”1º El Dr. Puche había  informado muy favorablemente de la visita que había  hecho al Instituto Cajal en Madrid y 2º Que han visitado al Ministro de Instrucción Pública en Barcelona, quien ha acogido muy bien la idea de conservar la casa de D. Santiago RAMÓN Y CAJAL , y les ha pedido un proyecto de lo que convenía hacer con ella.” (R. Gonzalez Santander: La escuela histológica española, volumen VII Historia del Instituto Cajal, Madrid  2005). Consiguió el Dr. Tello  conservar integra la biblioteca y los instrumentos del Instituto Cajal , a pesar de las durísimas condiciones.

Los Centros, vinculados a la JAE , que seguían funcionando, con grandes dificultades, fueron el  Laboratorio de Matemáticas en Madrid, el Laboratorio de  Biología, del Museo de Ciencias,  desde donde se dirigían trabajos de investigación , como  el de la fauna marina en Vinaroz(8), El Museo  de Antropología de Madrid, en  el laboratorio de  Fitografía del Jardín Botánico en el   Herbario de Pau, El Laboratorio de Embriología (Valencia) , el  Laboratorio de Metalografía (Valencia) el Instituto  Cajal, Madrid (Trabajos de Laboratorio de investigaciones biológicas publicado en francés en 1937), Centro experimental pedagógico de Valencia ,etc. Casi llegaron a publicarse, proyectos concluidos como la Quinología de Mutis, que estaba ya en la imprenta Seix Barral de Barcelona en 1939.

Se hacen compras de libros españoles y extranjeros  para el Museo  Nacional de Ciencias. (30 libros  por valor de 427pts)

La Residencia de Señoritas , continuaba dependiendo administrativamente de la JAE, con sus sedes en Madrid ,Valencia y Paiporta, nombrando  a Dña.  Maria Moliner  Presidenta., en Valencia,(Gaceta Enero 1939) En una carta con el membrete de la Subdelegación  en Madrid  Luis Calandre le escribe a Lucia Calvillo, contable de la Residencia de Señoritas:”..Mi distinguida amiga: Tengo el placer de acusar recibo de su atenta carta del 30 de Noviembre …Estudiaré estas notas y escribiré sobre ellas a Barcelona, después de cambiar impresiones con usted..”(9)..

Elocuente del  espíritu de  la Junta de Ampliación de Estudios es la carta que escribe José Royo  Gómez como Vicesecretario de la Institución al General Rojo, Jefe del Estado Mayor Central el  19 de Enero de 1939:

“Mi distinguido amigo: No pude oír su discurso por la radio, pero al leerlo me ha gustado tanto y lo encuentro tan oportuno y tan patriótico que no puedo menos que felicitarle y animarle por el camino emprendido, esperando que por él lleguemos a la  victoria liberando a nuestra España de tanto enemigo.

Le saluda cordialmente y aprovecha la ocasión para reiterarse suyo buen amigo

José Royo y Gómez

Vicesecretario

Profesor del Museo  Nacional de Ciencias Naturales.”(10)

La mayoría   de  las personas  que participaron en esta etapa de la JAE fueron  duramente represaliados, desposeidos de sus cargos, de sus bienes,  sufriendo unos, el exilio interior  y otros el exterior. A Varios de ellos  les  aparecen como cargos en las acusaciones de  los juicios, el haber mantenido y cuidado los centros de la JAE en vez de reconocerles esta  aportación como un atenuante a las condenas.

En el EXILIO INTERIOR , podemos resaltar a :

Luis Calandre Ibáñez: Dos Juicios de Guerra Sumarísimos, uno  del Tribunal de Responsabilidades Políticas, y otro del Colegio de Médicos de Madrid. Total cuatro juicios. Se dedicó a su consulta privada, que dado su enorme prestigio como cardiólogo , le permitió vivir.

Jorge Francisco Tello: Juicio del Tribunal de Responsabilidades Políticas, Juicio del Tribunal de depuración de la Universidad, Tribunal del Colegio de Médicos. Siendo separado de su cátedra en 1939 a la que finalmente fue reincorporado en 1949, siete meses antes  de su jubilación.

Antonio de Zulueta: Tras ser juzgado,   fue inhabilitado para ejercer cargos directivos y de confianza.

EN EL EXILIO EXTERIOR:

Tomás Navarro Tomás: Juzgado, , se exilio a los Estados Unidos, donde fue profesor de las universidades de Syracuse y Columbia.

Rubén Landa: Se exilió a Cuba

José Royo Gómez, Juicio del Tribunal de la Universidad,  Juicio del Tribunal contra la Masonería y el Comunismo , acusado de pertenecer  a las logias Osiris nº 10 y Mare Nostrum nº 11. Se exilió a Colombia trabajando para el servicio Geológico Nacional, y posteriormente a Venezuela.

Es de justicia reconocer su labor al frente de la JAE y sus centros, en esos duros momentos, para defender la legalidad republicana, a pesar del Decreto del 19 de Mayo de 1938 de los Nacionales , que pretendía  disolver a la JAE.

Realmente sí  hubo labor para la JAE como Institución y para sus hombre y mujeres como pensadores en esos años heroicos. Esperemos en que en este año de la conmemoración de los 100 años de la creación de la Junta  sea finalmente reconocido.

NOTAS

(1).-Carta de Luis .Calandre a su madre. Archivo, 2 de Novienre de 1938,Archivo  CCH,

(2).-BOE,20 Mayo de 1938,Burgos.

(3).Carta de Lapesa a Ruben Landa, 9 de Julio de 1938, Archivo JAE-Residencia de Estudiantes, Madrid

(4).-Carta de Luis Calandre a Tomás Navarro Tomás , 23 de octubre de 1938, Archivo JAE , Residencia de Estudiantes, Madrid

(5).-Carta de Benito Sánchez Alonso a José Royo Gómez, Madrid 22 de  Octubre  de 1938, Archivo de la JAE-Residencia de Estudiantes, Madrid.

(6).-Carta a Tomas Navarro Tomás, 26 de Septiembre de 1938, Archivo JAE-Residencia de Estudiantes, Madrid.

(7).-Fernando Galán :”El profesor  Antonio de Zulueta”.Boletin de la Institución Libre de Enseñanza, Marzo de 1987.

(8).-Gaceta de la República , 29 de Mayo de 1938

(9).-Carta de Luis Calandre a Lucia Calvillo, 1 de Diciembre de 1938, Archivo Residencia de Señoritas, Fundación Ortega y Gasset, Madrid.

(10),-Carta de José Royo Gómez al   General  Rojo ,19 de Enero de 1939, Archivo JAE-Residencia de Estudiantes, Madrid.

CRISTINA CALANDRE HOENIGSFELD

Economista  

Madrid,1 de Enero del 2007